https://mispataditas.es/

Cómo calmar a mi bebé

Calmar un bebé, uno de los mayores quebraderos de cabeza para unos padres, sobretodo primerizos, es cómo calmar a un bebé cuando este llora desconsoladamente sin motivo aparente. Estos padres, fruto de la desesperación, recurrirán a cualquier consejo como poner al bebé cerca del extractor de la cocina, encima de la lavadora o subirlo al coche y pasearlo por el barrio. La única forma de comunicarse con nosotros en caso de estar incómodo por algo es llorando, por lo que si el pequeño llora es porque no está bien y puede tener desde un problema intestinal hasta un picor producido por la ropa. El hambre, el dolor o una enfermedad suelen ser los principales motivos.

Lo primero que debemos hacer es mantener la calma. Por mi experiencia personal, aconsejo coger al bebe, que se note protegido en los bazos de su mamá o papá, darle mimos e intentar estar tranquilos para calmarle. Si nos estresamos podemos transmitir esta sensación al bebé y entrar en un círculo vicioso. Nuestra voz es una forma de contacto que el bebé conoce ya desde el vientre y que le tranquiliza y complementa a las caricias y los achuchones. Yo también lo cogía boca abajo y le acariciaba la barriguita.
Cantarle suavemente es un puente de comunicación verbal y emocional. Una vez tranquilos debemos encontrar la causa que produce ese malestar. La única forma de comunicarse de tu bebé es llorando, por lo que deberemos armarnos de paciencia y tratar de encontrar el motivo de ese llanto. No hagas caso a las grandes críticas que recibe el exceso de contacto físico con el bebé. El contacto físico entre padres y el bebé es necesario y positivo desde el primer minuto de vida de nuestro hijo.

Lograremos que el pequeño se sienta seguro, lo que es imprescindible para su tranquilidad. Si el bebé no tiene hambre, ni dolor, ni se siente incómodo podemos pasear al bebé en brazos.

Dejará de llorar y descansará mientras duerme entre tus brazos. Suele ser un método muy efectivo y mejorará el vínculo afectivo con los padres. En caso que el bebé se sienta muy intranquilo podemos probar el poder relajante del agua con un baño tras el cual, es el momento idóneo para aprovechar y darle un masaje mientras le ponemos crema hidratante y ayudar a que se relaje. Usar métodos que le recuerden a su vida en el útero suele funcionar: mecerle suavemente o ponerle cerca de aparatos que produzcan ruidos monótonos puede relajarle. También se pruebe probar con música clásica para calmarlo. Ponle un chupete, succionar le calmará ya que es uno de los reflejos con los que nacen los bebés para sobrevivir, ya que gracias a esto pueden comer de 8 a 12 veces al día.

Si tu bebé está llorando constantemente durante más de 3 horas, si el llanto del bebé tiene un sonido doloroso, si tiene vómitos, diarrea o no quiere comer no dudes en acudir al pediatra. Es muy común que la inmadurez de su aparato digestivo le provoque dolores regurgitaciones y/o estreñimiento.