https://mispataditas.es/

Cómo cuidar las uñas de un bebé

¿Cómo cuidar las uñas de mi bebe?

Cuidado de las uñas de un bebé: manoplas, lima, tijeras, cremita El momento elegido para tratar las uñas de tu bebé debe ser uno en el que ambos estéis relajados: después de un baño o mientras duerme es ideal para que no se asuste. Las uñas con las que nace tu bebé se empezaron a formar hacia la semana 22 de embarazo. Algunos bebés nacen con uñas que sobresalen del borde de sus deditos.
Hasta la tercera semana sus uñas son frágiles y delicadas, pudiendo producirse roturas irregulares. Para evitar que se puede arañar con ellas y hacerse heridas leves, en sus primeros días se puede optar por ponerle unas manoplas, aunque es mejor no mantenerlas cubiertas todo el tiempo. Se recomienda utilizar una lima especial para bebés, de superficie muy suave y extremos redondeados, para pulir los bordes irregulares sin hacer presión. Para finalizar, es conveniente usar una loción hidratante. Si se opta por unas tijeras se recomienda usar unas de punta roma o redondeada.
Prestar mucha atención y recordad que sus uñas están muy pegadas a la piel y al principio no es fácil reconocer bien la zona en la que verdaderamente están libres. Deben dejarse las esquinas cuadradas, sin apurar el corte ni seguir la línea redonda del dedo. Pulir después el borde de la uña con la lima y aplicar una crema hidratante. Si se provocara algún pequeño corte en la piel no debemos asustarnos ni alarmarnos: debemos presionar suavemente con una gasa esterilizada sobre la herida, hasta que deje de sangrar, y mantenerla limpia y ventilada. Cuidado, no es recomendable ponerle una tirita, para evitar que pueda despegarla y atragantarse al llevarse las manos a la boca. Para las uñas de los pies, que crecerán a un ritmo menor que las de las manos, debéis seguir el mismo método. Conviene revisarlas cuando empiece a gatear y caminar, y usar una talla de zapatitos apta a su edad.